Neurociencia, mente y lenguaje; Vínculo de apego y figuras parentales; Personalidad y Salud; Autoconocimiento; y ‘Coaching’ transversal en la sexta Jornada del Máster 18-19

Neurociencia, mente y lenguaje; Vínculo de apego y figuras parentales; Personalidad y Salud; Autoconocimiento; y ‘Coaching’ transversal en la sexta Jornada del Máster 18-19

Tras las intervenciones de dos referentes internacionales en Neurociencia, los catedráticos Antonio Damasio y Francisco Mora, la sexta Jornada Formativa del Máster 2018-19, celebrada en marzo, ha seguido ahondando en las ciencias del cerebro y la mente, a través del seminario en el cual en el cual se profundiza en la Neuroeducación y la ‘Vulnerabilidad de la mente humana y el poder del lenguaje en el cerebro’, a cargo del catedrático en Psicobiología (UCM) Manuel Martín-Loeches.

En líneas generales el Dr. Martín-Loeches abordó el ámbito de la Neurociencia para el área de la educación, de la mente y del lenguaje, y también sobre la falsa concepción que ha tenido la comunidad científica en torno al funcionamiento del cerebro, en especial en el proceso de la cognición. En este sentido, el catedrático ha destacado los “grandes avances que ha habido en el campo de la Neurociencia en las tres últimas décadas”, y que “nos ha permitido conocer más acerca de la cognición humana, de la que depende el comportamiento de las personas”.

El Dr. Martin-Loeches es además de profesor en la UCM, Director del Área de Neurociencia Cognitiva del Centro UCM-ISCIII para la Evolución y el Comportamiento Humano y argumenta que el proceso de la denominada Cognición Corpórea –que tiene al neuropsicólogo y médico ruso Alexander Luria como uno de sus referentes– , “se realiza a través del cuerpo, mediante acciones y percepciones; y además este conocimiento se representa como experiencia sociomotora, y también emocional”. Tanta importancia tiene la emoción en la cognición humana que es uno de los pilares del aprendizaje, y es que “las emociones facilitan la memoria: todo lo que tenga una carga emocional, se recordará mejor”, expone el catedrático de la Complutense. ¿Por qué recordamos con todo lujo de detalles el viaje de vacaciones del año pasado, y apenas nos acordamos la cena que tuvimos ayer? La respuesta está en la emoción.

 

El Dr. Martín-Loeches ha ‘diseccionado’ el cerebro humano para situar dónde están localizados los procesos más importantes de la cognición, en especial en torno al denominado sistema límbico, en el que se encuentran las áreas emocionales por excelencia, como la amígdala, el núcleo accumbens o el hipocampo. Para el catedrático, conocer el cerebro es la mejor vía para optimizar la educación y la enseñanza, y por ello incide en que los docentes deben tener en cuenta aspectos importantes como que el conocimiento “depende de lo sensorial y lo motor –que hay que trabajar a la vez, y no por separado–, de las interacciones con el mundo; que el cerebro humano es por naturaleza hipersocial, por lo que la compañía es importante en el proceso educativo; y hay que tener en cuenta que la maduración de la corteza es progresiva”.

¿Cómo nos moldea el apego materno-paterno?
Interesantes ponencias las que protagonizó el experto en Inteligencia emocional y colaborador honorífico del Instituto Psicobiológico, Santiago L., que se encargó de mostrar a los alumnos ‘La trascendencia de las figuras parentales’, con las teorías del vínculo de apego materno y paterno.

 

Tanto un apego como otro (y, sobre todo, la ausencia de los mismos) en la infancia van a moldear la personalidad hasta el punto de definir qué persona será cuando el niño sea adulto.

En cuanto al apego materno, Santiago L. ha mencionado a autores referentes como el psicoanalista John Bowlby y su alumna Mary D. S. Ainsworth, padres de la literatura científica referente en este ámbito, así como a Luis Rojas-Marcos, que lo explica de esta manera: “Los bebés de unas semanas ya captan y retienen las caras de sus cuidadores y las vibraciones emocionales que reciben de ellos, y las conectan con al calidad de las experiencias que tienen con ellos (…) A partir de los dos años y medio, los niños empiezan a configurar el sentido del pasado y a guardar los recuerdos que constituirán el sedimento de su autobiografía y confeccionarán su identidad”.

Lógicamente, el apego materno difiere bastante del paterno, y uno de los aspectos en los que ha incidido el experto sobre la figura del padre en el niño, es su influencia en la autoestima, y en este punto ha profundizado en la IPARTheory, o ‘Teoría de la Aceptación-Rechazo Interpersonal’ (Rohner, R. P. y Carrasco, M. A.).

 

Homeostasis y personalidad
En esta línea formativa multidisciplinar y transversal, los alumnos han pasado de la Neurociencia y la Psicología del apego, a la relación entre la Personalidad y la Salud, de la mano de la Dra. Mercedes García, directora del Instituto Psicobiológico, que ha ahondado en los estudios empíricos, como el encabezado por ella misma, que relacionan la salud con la personalidad, la conducta, el estilo de vida y el bienestar subjetivo.

La Dra. Mercedes García ha explicado con últimas investigaciones, aspectos muy interesantes que ayudan a comprender como la Personalidad, las emociones y las conductas están muy relacionadas y como a través de la comunicación psiconeuroinmunoendocrina podemos comprender cómo el estrés, los rasgos de personalidad, la ansiedad, la inestabilidad emocional, etc., pueden influir en el sistema inmunitario y neuroendocrino, influyendo notablemente en el deterioro de la salud física y psicológica.

 

Autoconocimiento para la autoestima
La Dra. en Psicología Violeta Cardenal ha mostrado qué factores intervienen en el autoconocimiento, proceso que la doctora califica como un “camino que ha de recorrerse, no es algo inmediato ni se produce de una sola vez”, y es que el autoconocimiento “requiere mucha perseverancia y un trabajo constante por parte del individuo, que parte de un aquí y un ahora; y ese camino empieza con la autoobservación”.

En este seminario sobre el ‘Autoconocimiento y la autoestima como factores determinantes de la personalidad’, la Dra. Cardenal explicó en qué consisten los pensamientos motivacionales y los pensamientos determinantes (estudios de Robert Epstein) o las creencias matrices pasionales (Hugo Bleichmar), además de profundizar en las diferentes fases del autoconocimiento, a saber: autoatención (autoobservación), autopercepción (autoconciencia), memoria autobiográfica, autoaceptación, autoconcepto y autodeterminación.

‘Coaching’ transversal para el desarrollo integral
José Vicente Cabas, docente y experto en Coaching Deportivo, protagonizó el seminario que cerraría la sexta Jornada Formativa, titulado ‘Coaching transversal para el desarrollo integral de proyectos personales y profesionales’, y en la línea interdisciplinar de la filosofía del Instituto Psicobiológico, ha incidido en el valor que tienen disciplinas como el la Neurociencia, la Inteligencia emocional, el entrenamiento mental, la Psicología positiva o el optimismo inteligente para el trabajo del coach.

Para Cabas, el coaching es el “proceso vivencial que permite adaptarnos a los cambios, engranar y armonizar los distintos factores que condicionan a la persona, minimizando las interferencias que impiden desarrollar y/o expresar su potencial en busca del objetivo”. Y precisamente, el coach ha hecho hincapié en una frase que resume a la perfección el proceso del Coaching, en consonancia con el optimismo inteligente: “Debemos pasar del optimismo ilusorio al inteligente: cambiar sueños por metas”.


Instituto Psicobiologico
Instituto Psicobiologico