Programación Neurolingüística (PNL), o cómo entender nuestro ‘mapa’ interior y los ajenos

Programación Neurolingüística (PNL), o cómo entender nuestro ‘mapa’ interior y los ajenos

Si atendemos al mundo-realidad como interpretación-representación de lo que nos llega a través de los sentidos, nuestro procesamiento de toda esa información y su codificación a través del lenguaje, estamos muy cerca de entender lo que nos propone la Programación Neurolingüística (PNL), disciplina que ha ganado un gran peso en la Psicología y el Coaching, y erigiéndose como un eficaz modelo para la consecución de nuestros objetivos y el reforzamiento de los recursos que disponemos para ello.

La PNL será tratada en el Máster en Inteligencia Emocional, Psicología Positiva, Neurociencia, Coaching y estudio científico de la felicidad por parte de la docente Maite Durán, Dra. en Psicología por la Universidad Ramón Lull de Barcelona y experta en Coaching Personal, Ejecutivo y de Equipos –además de profesora colaboradora en el Grado de Psicología de la citada Universidad–, con su ponencia ‘Metodología Coaching del líder resonante’, donde introducirá a los alumnos a la PNL, y la propia ponencia ‘Programación Neurolingüística’. Ambas ponencias forman parte del programa la quinta Jornada Formativa de nuestro Máster multidisciplinar.

La Dra. Durán considera que la PNL merece una especial atención, ya que para liderar a un equipo de personas –en cualquier ámbito, profesional o no–, uno debe aprender a liderarse a sí mismo, y precisamente lo que propone la Programación Neurolingüística es un conjunto de técnicas y herramientas para nuestro desarrollo personal y profesional.

Las propias palabras que forman esas siglas nos acercan a la esencia de la PNL. En la ‘Programación’ ponemos por delante nuestro cerebro, una suerte de ‘computadora’ que permite modificar nuestras creencias, emociones y acciones. El prefijo ‘neuro’, como señalan los autores Bavister y Vickers o Carrión, se refiere a nuestro ‘sistema nervioso’ que filtra toda la información que nos llega desde la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto, y la ‘lingüística’ alude al poder del lenguaje como constructor de significados y de la experiencia.

Apertura al Autoconocimiento

Con estos elementos, desde la PNL se considera cada persona un universo singular, cada una con su ‘mapa’ interno de representaciones de la realidad (siempre subjetivo), filtrada en base a creencias, valores, expectativas, distorsiones… Se trata entonces de –a través de las técnicas y herramientas adecuadas– entender nuestra propia representación interna y entender igualmente los ‘mapas’ ajenos, lo que facilitará sobremanera que se alcancen los objetivos propuestos. En la Programación Neurolingüística, por lo tanto, desempeñan una función esencial la comprensión, empatía, tolerancia y la humildad.

De esta manera, la PNL enlaza fácilmente con la Inteligencia Emocional ya que favorece la apertura al Autoconocimiento, la regulación de las emociones propias, la mejora de las relaciones interpersonales, aumenta la motivación y contribuye a la gestión del estrés, y además nos enseña a comunicarnos de forma más eficiente y óptima, incrementa nuestra motivación y, en definitiva, nos enseña a enfrentarnos a nuestra realidad y a nuestro día a día de una manera más sana, proporcionando una mejor calidad de vida.

Además, el estudio y desarrollo de la Inteligencia Emocional se nutre de una serie de estudios centrados en el desarrollo del ser humano –a nivel neuropsicológico y de personalidad–, que se complementan y potencian los conocimientos adquiridos en la PNL.


 

Instituto Psicobiológico
Instituto Psicobiológico